MENÚ
Visión, oído y motricidad
El 95% de la información necesaria para conducir la percibimos a través de la vista. Mantenerla saludable y bien graduada es imprescindible para nuestra seguridad.

Tener una visión de buena calidad es indispensable para ver correctamente las señales de tráfico, los semáforos, los peatones y demás vehículos que nos rodean.

Una buena visión también permite establecer adecuadamente las distancias y reaccionar con rapidez a los cambios que se producen a nuestro alrededor.

Una buena salud auditiva es fundamental para una conducción segura. Gracias al oído podemos oír el claxon de otro vehículo, darnos cuenta que se aproxima una ambulancia, u oír el avisador acústico si nos hemos olvidado de abrocharnos el cinturón de seguridad.


Al navegar por este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Saber más.