MENÚ
Elegir y adaptar el coche
Elegir y mantener un coche adaptado con accesorios y sistemas adecuados para personas mayores contribuye a garantizar tu seguridad y tu confort.

El coche más adecuado

Para seleccionar un coche hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Sistemas de seguridad


Test de resistencia al impacto (crashtest)
Aunque el 90% de los vehículos disponibles en el mercado europeo han pasado la prueba de ensayo de choque del programa europeo de evaluación de la seguridad de los vehículos Euro NCAP, pregunta siempre si el modelo que quieres adquirir está debidamente homologado.



Cinturones de seguridad
El cinturón de seguridad es obligatorio en cualquier trayecto, en cualquier vehículo y para todos los ocupantes. Hay que llevarlo correctamente abrochado siempre, incluso en trayectos cortos. Para su buen funcionamiento, es necesario apoyar la banda abdominal sobre los huesos de la cadera, y la pectoral sobre el tercio exterior del hombro.



Airbags
Los airbags son complementarios del cinturón de seguridad. Es preferible que el coche que elijas tenga de frontales y laterales, tanto para el conductor como para el copiloto. Regula bien la distancia entre el volante y el asiento del conductor (un mínimo de 25 cm entre el volante y el pecho) y recuerda que, si subes tu nieto al coche, debe ir sentado en una sillita adecuada para su peso y su altura, instalada siempre en el asiento trasero.



Reposacabezas
El reposacabezas es a la vez un elemento de confort y de seguridad pasiva, porque bien colocado evita el efecto de latigazo cervical y minimiza lesiones en esta zona. Existen muchos modelos de coche en el mercado que ya llevan reposacabezas inteligentes, que se adaptan automáticamente a la forma y la distancia de tu cabeza y cuello.

El reposacabezas debe estar a la altura idónea para cortar al instante el arco que describe el movimiento del cráneo hacia atrás. La parte superior de la cabeza debe estar a la misma altura que la parte superior del reposacabezas.

 



Sistema de frenado ABS
El sistema de frenado ABS es un dispositivo que varia la fuerza de frenado para evitar que las ruedas se bloqueen cuando apretamos el pedal del freno a fondo. Actualmente es obligatorio para todos los coches.



Control dinámico de estabilidad (ESP)
El control de estabilidad o ESP ayuda a prevenir la pérdida de control del coche en las curvas, especialmente con el suelo mojado. Permite compensar automáticamente posibles tiempos de reacción lentos y toma decisiones rápidas de reconducción de la dirección del coche. Como en el caso del sistema ABS, ya es obligatorio para todos los coches vendidos en Europa.



Sistema automático de llamada de emergencia (E-Call)
El E-Call es un sistema que avisa automáticamente los servicios de emergencia en caso de siniestro, lo que les permite decidir inmediatamente el tipo de operación de asistencia, llegar antes, salvar vidas y reducir la severidad de los daños, y al mismo tiempo evitar los atascos. A partir de abril del 2018, en Europa es obligatorio en todos los coches y todas las furgonetas ligeras que salgan de fábrica.

 

Ergonomía y diseño

En la actualidad, la mayoría de modelos de coches ya salen de fábrica con accesorios pensados ​​para una conducción más ergonómica, cómoda y segura para todas las edades.

Además de la comodidad, actualmente el mercado ofrece vehículos cada vez más “inteligentes” o conectados, con sensores, funciones y avisos para el conductor. A la hora de elegir un coche nuevo, vale la pena asesorarse con profesionales sobre cuáles son las funcionalidades más útiles y que garantizan mejor el confort y la seguridad vial.

CONSEJOS

  • Coche con cambio automático.
  • Coche suficientemente alto, con una altura cómoda para entrar y salir.
  • Sistema automático de bloqueo y de arranque del vehículo.
  • Cuadro de mando amplio, claro y funcional, que evite distracciones.
  • Asientos cómodos, ajustables, ergonómicos y con reposacabezas, que permitan alcanzar la posición ideal para conducir.
  • Sistema automático de apertura de puertas y del maletero.
  • Cristal de atrás amplio.
  • Cámaras de atrás y laterales para aparcar con más seguridad.
  • Sensores automáticos de puesta en marcha de los limpiaparabrisas y las luces según el tiempo y la luz exterior.
  • Sensores de aviso de distracción o de somnolencia.

Al navegar por este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Saber más.