MENÚ
Situaciones habituales e inesperadas
¿Sabes cómo maniobrar en situaciones habituales de tráfico? ¿Sabes cómo reaccionar ante situaciones inesperadas, como el mal tiempo, una avería o un accidente en la carretera?
VER SUBMENÚ
Situaciones habituales

Situaciones habituales

A pesar de que la experiencia y la prudencia juegan a favor de los conductores veteranos, debemos evitar el exceso de confianza y estar siempre atentos a cualquier situación, incluso a las más rutinarias.

Glorietas

Al circular por una glorieta hay que tener en cuenta:

  • Reducir la velocidad y ceder el paso a los coches que ya están dentro de la glorieta.
  • Elegir el carril más adecuado en función de la salida que se deba de tomar. Circular preferentemente por el carril exterior.
  • Cuando ya se esté dentro de la glorieta, tiene preferencia el vehículo que ocupa el carril al que queremos acceder.
  • Para salir de la glorieta es imprescindible haberse situado siempre antes en el carril exterior.
  • En caso de que no hayamos podido situarnos en el carril exterior, hay que hacer un nuevo giro completo y colocarnos a tiempo en el carril exterior antes de salir.

 

El carril derecho y límites de velocidad

A pesar de que muchos conductores creen que el carril derecho es únicamente para los vehículos “lentos”, el reglamento dice que en autovía o autopista, y como norma general, se debe circular por el carril derecho.

Circular por el carril derecho es más seguro que hacerlo por el central o el de la izquierda y permite respetar los límites de velocidad, tanto por exceso como por defecto.

Recuerda que en autopista o en autovía puede resultar una conducta de riesgo tanto exceder los límites de velocidad como conducir muy por debajo de la velocidad máxima permitida.

 

Giros a la izquierda e incorporaciones

Cuando tengas que hacer un giro a la izquierda:

  • Cede el paso a los vehículos que vienen en sentido contrario o tienen prioridad.
  • Pon el intermitente con tiempo, como mínimo 50 metros antes del giro.
  • Asegúrate que por tu carril no circulan otros vehículos, bicicletas, motos o peatones. Cede el paso en los pasos de peatones.
  • En función del límite de velocidad, no hagas la incorporación si la distancia hasta el siguiente coche que se acerca no es lo suficientemente considerable para hacer la maniobra con comodidad.
  • Si debes incorporarte a una vía principal, tómate el tiempo necesario para parar si existe un Stop, mirar bien a ambos lados y entrar en la vía con suficiente margen de aceleración.

 

Adelantar camiones u otros vehículos más lentos

En la medida de lo posible, evita hacer adelantos si no te sientes seguro. El ahorro de tiempo por ir más rápido normalmente no sobrepasa los 5 o 10 minutos. Si decides hacerlo, tanto si adelantas a otro coche como a un camión, es necesario:

  • Tener una buena visibilidad por delante del vehículo precedente para empezar a pensar en la maniobra.
  • Alcanzar la máxima velocidad posible que nos permita adelantar antes de iniciar el cambio de carril. Hay que hacer el adelantamiento lo más rápido posible y sin dudar.
  • En función de la carretera y si el coche no es automático, reducir una o dos marchas para que el motor gire a más revoluciones y tenga más fuerza.
  • Si nos damos cuenta de que no podremos terminar la maniobra sin riesgo, es preferible abortarla y volver detrás del vehículo que queríamos adelantar hasta que se presente otra ocasión, antes de seguir adelantando y ponernos en peligro.
  • Si la situación genera dudas, es mejor continuar detrás del vehículo precedente y esperar el momento más adecuado.

 

Adelantar bicicletas

En carretera:

  • Reducir la velocidad y dejar siempre una distancia lateral de seguridad de 1,5 metros, aunque hacerlo suponga pisar la línea continua, lo que está permitido en esta situación.
  • Si por el carril contrario circula otro vehículo o una bicicleta, nos quedaremos detrás la bicicleta o grupo de bicicletas que queremos adelantar hasta que no haya peligro para el adelanto.

En la ciudad:

  • Si existe un carril bici segregado, no debe invadirse ni estacionar en él nunca con el coche.
  • Al realizar giros en un cruce, prever unos metros antes si se acercan ciclistas, teniendo en cuenta que pueden estar en el ángulo muerto.
  • En cruces, recordar también que hay carriles bici de doble sentido y podemos encontrarnos ciclistas viniendo inesperadamente por el sentido contrario al nuestro.
  • Las bicicletas pueden ir por el carril de circulación, sobre todo el de la derecha. Si queremos adelantarlas debemos marcar el cambio de carril con el intermitente, cambiar de carril con tiempo y hacerlo a una velocidad y en una distancia (1,5 metros) que no ponga en riesgo la estabilidad del ciclista.

 

Conducir por la ciudad

Estar concentrado y atento a las señales del tráfico y al resto de usuarios y evitar distracciones es muy importante en la ciudad. Actualmente sabemos que las distracciones son el motivo de casi el 30% de los accidentes de tráfico. Sea como conductor o como peatón, procura no escuchar la radio, no hablar por teléfono móvil, aunque dispongas del dispositivo “manos libres”, y no utilizar nunca el móvil.


Al navegar por este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Saber más.