MENÚ
Sueño y descanso
Respetar las horas de sueño y descanso antes de ponernos al volante y mientras conducimos evita situaciones de riesgo.
VER SUBMENÚ
Trastornos del sueño

Trastornos del sueño

Cuando conducimos, debemos de estar muy atentos a los síntomas de cansancio o de sueño. La fatiga y la somnolencia contribuyen a la pérdida de concentración y de alerta, y pueden provocar episodios de microsueño al volante que deriven en accidentes graves.

CONSEJOS

  • Conduce preferentemente de día.
  • Duerme entre 6,5 y 7 horas seguidas por la noche. Procura no conducir si has pasado una mala noche.
  • Evita conducir de noche y en días de mal tiempo (lluvia, nieve, viento, etc.).
  • Para a descansar, estirar las piernas y airearte por lo menos cada dos horas y siempre que detectes cualquier síntoma de fatiga o sueño.
  • Si hace falta, date una pequeña siesta con el coche bien estacionado en un área de servicio.
  • Evita tomar comidas pesadas y beber alcohol cuando pares a desayunar, a comer o a cenar durante el trayecto.
  • El café y los refrescos de cola son efectivos durante un tiempo breve y pueden no serlo en absoluto.
  • Lleva refrigeración y agua en el coche en verano. El calor puede provocar somnolencia adicional.
  • Planea con tiempo el trayecto a llevar a cabo.
  • Ves acompañado de un copiloto siempre que puedas. Eventualmente, podrá sustituirte en la conducción o guiarte durante el trayecto.

Al navegar por este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Saber más.